Exconvento de Santo Domingo: La principal característica de la iglesia es su fachada, dispuesta como un gigantesco retablo de argamasa (mezcla de cal, arena y agua). Los motivos son diferentes y hacen de ésta una de las fachadas más ornamentadas del arte colonial mexicano. Descubrirlos supone una minuciosa observación. Construido entre 1547 y 1551, por la orden de los frailes dominicos, combina magistralmente varios elementos del barroco colonial. El púlpito tallado en madera con recubrimiento de oro es la pieza más bella de la iglesia. En la capilla del Rosario se halla un retablo barroco de la Santísima Trinidad, una de las mejores tallas estofadas del Estado.

San Francisco: Esta iglesia, es fundada por los franciscanos, de ahí el nombre de San Francisco que se encuentra en el corazón del centro histórico, esto es una necesidad en el descubrimiento de San Cristóbal de las Casas. El Día del barrio de San Francisco es el 4 de octubre, y fue en esta época que la iglesia y todo el festival de barrio ofrece entretenimiento y otros conciertos y fuegos artificiales para celebrar San Francisco. Está justo al lado de los dulces del mercado y la artesanía, imposible de perder con su plaza y de los muchos bancos colocados sobre la misma. Bajo los porches está la citada iglesia y el mercado donde puedes encontrar un montón de pequeños restaurantes y vendedores ambulantes que venden tacos, hot dogs, hamburguesas, etc.

San Nicolás: Es los pocos templos de la ciudad que conserva su forma primitiva. La construcción remite al estilo mudéjar; es de una sola nave techada con artesón y cubierta con un techo de dos aguas de madera y teja, la sencilla fachada es de piedra y ladrillo, con mucho colorido que es típico de esta zona, con tonos cálidos, este templo se encuentra en la parte posterior de la Catedral de San Cristobal de las Casas, así que en tu recorrido por esta impresionante catedral, es inevitable conocer este pequeño templo que según supe cuenta con un pequeño museo de la diócesis pero que solo puede ser visitado solicitándolo con anticipación, en mi visita a este lugar no pude solicitarlo por el tiempo, pero estoy segura es impresionante.

El Carmen: La iglesia del Carmen se hizo antes de el convento de la Encarnación. Hoy sólo queda la iglesia y el famoso arco del Carmen, con su influencia islámica estilo Mudéjar. Usted encontrará en la iglesia a menudo en Chiapas una pequeña plaza con un bonito jardín. Hay muchas empresas como restaurantes cafeterías etc. Usted descubrirá este lugar peatonal iluminado del lugar oscuro.

La iglesia El Calvario: se encuentra justo detrás de la iglesia de la Merced. Situada en un pequeño lugar con encanto bien escondida, se puede acceder por la avenida Diego de Mazariegos. Está muy bien estar en este pequeño lugar escondido y con poca gente y tomar cinco o diez minutos para relajarse y descansar. Del estilo colonial se hace referencia sólo ligeramente en las guías turísticas de la ciudad de San Cristóbal de las Casas. Sin embargo, fuera del recorrido por la ciudad se encuentran varios senderos como éste.

La Iglesia de la Merced: tiene la distinción de estar pegado a la antigua cárcel de la ciudad. Los colores de la colonia (barrio) tiene el mismo nombre, es decir, de color amarillo. La iglesia es un teatro durante una semana en noviembre, el área del festival. Estas fiestas de barrio son muy populares en Chiapas y cada parte de la ciudad tiene su propia semana de festejos durante los meses de noviembre y diciembre. Situado en la Alta Merced le ofrecerá una bella panorámica de la ciudad. Esta iglesia está inspirada en el estilo colonial español.

El Cerrillo: Es otra iglesia en la ciudad de San Cristóbal, el Cerrillo está conectado a una pequeña colina al sur del centro de la ciudad. Usted tendrá que caminar muchos pasos para admirar la iglesia. Afortunadamente para las marchas, hay bancos para hacer un descanso bien merecido, especialmente durante el calor de la tarde. Una vez arriba le espera una vista impresionante de la ciudad.

Guadalupe: Sería casi imposible que visites la increíble ciudad de San Cristóbal de las Casassin ver al menos una vez la Iglesia de Guadalupe. Es ese edificio con tonos amarillos y rojos que se alza sobre la colina al fondo del Andador Turístico. Para llegar, hay que seguir toda la calle de Real de Guadalupe, y subir por las escaleras hasta la entrada (ojo porque todos los escalones son de distinto tamaño).

Al llegar, encontrarás que la entrada principal dirige a una Iglesia típicamente católica. Es la parte más grande de la construcción, y no es especialmente espectacular. Sin embargo, al costado derecho de la misma, se encuentra un testigo del fenómeno ocurrido en el sur de México y Centroamérica: el sincretismo religioso.

Se trata de una combinación entre las devociones prehispánicas de los habitantes locales, y el cristianismo férreamente impuesto por los colonialistas. En el pequeño recinto ubicado al costado del espacio principal, los indígenas chiapanecos se dirigen a seguir con las tradiciones de sus creencias religiosas. Todo cambia ahí dentro. Imágenes de la Vírgen y Jesucristo conviven con figuras indígenas.

Las señoras se arrodillan, abren su falda, y se presentan ante el particular altar. Comienzan a cantar en lengua tzotzil y no paran de inclinarse ante las figuras. Una experiencia realmente increíble, que además ocurre a unos pasos no más de una Iglesia católica común y corriente.


Hotel Posada Jovel

Hotel Posada Jovel es un acogedor sitio de descanso ubicado a dos cuadras de los principales andadores turisticos de San Cristóbal de Las Casas. Ofrece cómodas habitaciones y un hospitalario servicio dentro de un fantástico edificio colonial.